Una de las fases del plan estratégico es el Análisis del entorno competitivo que su empresa puede encontrar en el entorno de su negocio. De ésta forma podremos realizar una proposición de valor que nuestros clientes nos valoren de forma clara.

Método de trabajo para el análisis del entorno competitivo

Al realizar el Análisis del entorno competitivo utilizamos herramientas como el modelo de las cinco fuerzas competitivas o modelo del núcleo competitivo de Porter. Según éste modelo, la situación competitiva de una empresa depende de cinco variables o fuerzas que pueden determinar el éxito del negocio y que, por tanto, deben estar detalladamente analizadas. Éstas cinco fuerzas son:

1. Amenazas de productos substitutivos: Un mercado o segmento no es atractivo si existen productos substitutivos. Y aún es peor si son más avanzados tecnológicamente o tienen precios más bajos. Minimizaremos ésta amenaza mejorando la diferenciación del producto. También le ayudaremos a reducir costes para poder fijar precios bajos.
2. Amenazas de nuevos competidores y que lleguen al mercado con nuevos recursos y capacidad para apoderarse de una porción del mercado. Ésta amenaza será menor como más barreras de entrada al mercado y de salida para abandonar el mercado haya para los competidores que se plantean acceder al mercado.
3. Poder de negociación de los clientes para imponer condiciones a las variables fundamentales de las ventas (precio, plazos de entrega o plazos de pago, calidad del producto). Éste poder será mayor cuándo más grande sea la capacidad de los clientes para organizarse y poder ejercer más presión, cuando un cliente acapare la mayoría de las ventas, cuánto más productos substitutivos existen o cuanto más difícil sea la diferenciación del producto.xx
4. Poder de negociación de los proveedores: la capacidad de los proveedores para imponer condiciones a las variables fundamentales de las compras (precio, plazos de entrega o plazos de pago, calidad del producto…). También en éste caso, el poder ser mayor cuando sea la capacidad de los proveedores para organizarse y poder ejercer más presión, o cuando un proveedor sea imprescindible para las compras de la empresa.x
5. Grado de rivalidad de los competidores. Es más difícil competir en un mercado, dónde los competidores estén bien posicionados o sean numerosas. Implicará guerras de precios, campañas publicitarias agresivas, promociones y entrada de nuevos productos. A menudo se considera que las 4 fuerzas anterior determinan el grado de rivalidad interna del mercado (por eso está al centro en la gráfica de la derecha)
Ir arriba